Skip to content

La emoción a flor de piel

11 julio, 2010

Por María Eugenia Gambetta

No pudo esconder su emoción, las lágrimas, la alegría después del gol de su compañero Andrés Iniesta. Es que mientras el delantero festejaba, en la otra punta de la cancha, Iker Casillas no paró de llorar. Un llanto justificado, ya que con ese resultado España se consagraba en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Ni los disparos de Robben, ni los tiros de Sneijder, ni los cabezazos de VanPersie podían empañar la gran noche del arquero español. Parecía que la pelota tenía como único destino las manos de Iker Casillas.

El arquero siempre respondió, no recibió goles desde octavos hasta la final y como era de esperarse, en los momentos difíciles supo estar a la altura de la situación. Y otra vez lo desbordaron las lágrimas, al ser entrevistado por su novia, la periodista Sara Carbonero, luego de la victoria. Ella le preguntó: “¿Cómo te sientes?”, el jugador del Real Madrid no podía hablar, se le rasgaba la voz, al no poder responder las preguntas de su novia, la interrumpió con un beso en la boca y se fue al vestuario. Aquella relación que había sido cuestionada cuando la Furia cayó en su presentación mundialista, ahora parece ser aprobada por todo el público español.

A Casillas no lo invadió el frío de Sudáfrica, ya que su  festejo fue el más caluroso, no sólo por ese beso, sino que  también expuso sus sentimientos al público, tras coronarse campeón y más aún al ser elegido por la FIFA el mejor arquero del Mundial.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: