Skip to content

Nalbandian y tres más

11 julio, 2010

Por Valery Colombo

Aunque Modesto Tito Vázquez no lo dijo, parece ser que David Nalbandian es el Javier Mascherano del equipo argentino de Copa Davis. El cordobés es una pieza clave en cada serie y es una fija para jugar dos o también los tres puntos del fin de semana. Por eso a la hora de dar la lista de convocados el único que tiene su lugar asegurado es el Rey David.

La serie frente a Rusia parecía imposible y ni hablar de la fecha anterior frente a Suecia. En ambas ocasiones los medios veían Argentina afuera de la lucha por la ensaladera de plata una vez más. Pero apareció el salvador, un rubio de pelo largo, con algunos kilitos de más, que muchas veces provocan la burla de sus amigos y con su acento cordobés inconfundible.

En marzo, el equipo de Tito Vázquez tenía una dura parada en Suecia. Se habían bajado de la convocatoria Nalbandian, Juan Martín del Potro y Juan Mónaco, y por lo tanto la lista la conformaban los inexpertos: Horacio Zeballos, Leonardo Mayer, Federico Delbonis y Eduardo Schwank. Los jugadores viajaron a Estocolmo para enfrentarse a Robin Soderling en un gran nivel. Pero la ilusión de pasar de ronda nació cuando el de Unquillo anunció que estaba recuperado de su lesión y que iba a competir para la Selección.

Fue triunfo albiceleste en la fría capital europea. Nuevamente se definió en el quinto punto. Leo Mayer había perdido sus dos partidos y Nalbandian consiguió el dobles y los dos singles depositando a Argentina una vez más en los cuartos de final de la Copa Davis.

El nuevo rival sería Rusia, en Moscú, en la memoria estaban presentes las lágrimas de José Acasusso tras caer frente a Marat Safin en la final de 2006. Esta vez el ex número uno del mundo no fue de la partida, pero el gran nivel de Nikolay Davydenko y Mikhail Youzhny, sumado a la racha de partidos invictos en ese estadio (no perdían desde 1995) asustaban a cualquiera.

Nuevamente, Nalbandian estaba en duda: una lesión en la cadera lo azotaba y el cordobés decidió bajarse de Wimbledon para llegar en óptimas condiciones al cruce con los rusos. Otra vez hizo historia. Ganó sus dos partidos y le dejó el lugar a Horacio Zeballos en dobles porque “en la semana había jugado mejor”, y no se equivocó.

 Argentina, la menos favorita, se metió en la semifinal y ahora la espera Francia en su casa, que viene de derrotar al campeón defensor España por 5 a 0. ¿Se hará realidad el sueño de la Davis cuando menos se lo espera?

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: