Skip to content

Ese karma llamado Brasil

12 julio, 2010

Por Juan Manuel Presutti

Otra vez Brasil fue protagonista en la definición de un Mundial. ¿Lo ganó? No. ¿Entonces jugó la final, no? Tampoco. Emulando al Stone (en todo sentido) Mick Jagger que equipo al que alienta se queda afuera. Todo aquel que enfrenta al conjunto sudamericano y lo elimina, no sale campeón.

Desde México ’86, primera Copa del Mundo en la que se instauró el sistema de eliminación directa a partir de octavos de final, cada selección que deja afuera a la verdeamarela antes de la final, no levantó la copa.

En aquel primer caso la víctima fue Francia que venció por penales a los sudamericanos en cuartos de final. Habían empatado 1-1 durante el tiempo reglamentario con goles de Careca y Platini, pero Sócrates y Julio César fallaron desde los doce pasos y se volvieron a casa. De esa manera, los galos pasaron a semifinales, pero Alemania les dijo “chau”. Sin embargo, la brujería no quedó ahí nomás: los europeos no se clasificaron a las dos siguientes ediciones de un Mundial.

Cuatro años más tarde la historia se repitió: pase de Maradona a Caniggia, quien deja por el piso a Taffarel y define solo contra el arco. Argentina dejó afuera a Brasil en un partido épico y la suerte la llevó a la final. Pero Brehme (con ayuda del árbitro Codesal) hicieron que Alemania sea la afortunada de gritar “campeón”. Además, en Estados Unidos ’94, la albiceleste entró por la ventana al jugar el repechaje ante Australia y Maradona dio doping positivo.

En 1994 y Corea-Japón 2002, el campeón fue Brasil por lo que nadie sufrió más que su juego avasallador. Pero, en medio de esas dos ediciones se jugó la de Francia ’98: en esa tampoco hubo víctimas durante la competición, ya que los sudamericanos perdieron la final ante el local. Sin embargo, su maldición se hizo sentir en tierras asiáticas cuando los galos se fueron en primera ronda.

Alemania 2006 volvió a ser testigo del hechizo en competencia. En ese caso, otra vez Francia volvió a verse perjudicada tras eliminar a los brasileños en cuartos de final con gol de Thierry Henry. Llegó hasta la final y -con expulsión de Zidane por medio- perdió en los penales ante Italia. Y eso no fue todo, nunca más pudo encontrar un juego digno, entró a Sudáfrica 2010 por un fallo arbitral, pero como llegó se volvió al seguir demostrando la ausencia de una voz de mando.

Ahora, en Sudáfrica la rueda dio un nueva vuelta en el mismo carril, aunque con diferente protagonista: un doblete de Sneijder dejó afuera a la verdeamarela y su Holanda siguió hasta la final de ayer donde la maldición volvió a hacerse presente al perder ante la mejor selección del mundo, España.

Todo por culpa de ese karma llamado Brasil…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: