Skip to content

En silencio llegan y en silencio se van

13 julio, 2010

Por Gonzalo Puig

Las pensiones de las entidades del fútbol argentino albergan cientos de chicos que llegan de distintos puntos del país, para ser formados en los clubes como futuros futbolistas profesionales. Allí reciben educación, comida y el mejor trato todos los días.

Sin embargo, existen empresarios que se encargan de manipular y marear a estos chicos, que no superan los 18 años, proponiéndoles irse del club para probarse en equipos europeos o mexicanos, entre otros.

 En los últimos días, se conoció un nuevo caso de un juvenil de Estudiantes de La Plata, Matías Sosa, que se fue al Villareal de España acompañado de su representante Alejandro Menotti, hijo del manager de Independiente.

 El enganche zurdo, categoría 92, debía presentarse a entrenar el 18 de junio en el country de City Bell. Ante la ausencia inesperada, los encargados de divisiones juveniles intentaron comunicarse a la casa de la joven promesa pincha en Neuquén. Luego de varios intentos, Sergio Gurrieri logró tener contacto con Sosa, quien le confesó que había sido papá. La idea del club platense era de hacerle un contrato al jugador, pero perdieron todo tipo de relación ya que no da señales de vida. Así lo manifestó uno de los coordinadores, Oscar Malbernat: “Se ausentó, no lo podemos ubicar, cortó los teléfonos, se le iba a hacer un contrato pero desapareció”.

 El ex campeón Intercontinental disparó su bronca contra los representantes y padres de los jugadores: “En esto están metidos los grandes, porque si llamas a la casa y no atienden, está todo orquestado. Eso produce impotencia. Te inventan la patria potestad y no tenés defensa jurídica”. Luego añadió: “A los chicos los tratas bien,  los proteges y hay un tema que es la condición humilde de cada jugador y eso atrae a los empresarios. Les ofrecen plata y se te complica, no hay otra que hacer contratos y el club no puede solventar tanto dinero”.

Matías Sosa se suma a la lista de jugadores que perdió Estudiantes en este tiempo. Tal es el caso de Matías Ponce (categoría 90) que se fue a México esta semana y, 3 años atrás, Bruno Bianchi (90) y Brian Sarmiento (90). Este último está en Racing de Santander (España) y fue cedido al Xerez, donde consiguió el ascenso y se convirtió en un jugador muy querido por el club español.  

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 14 julio, 2010 13:27

    Bien Gonza, buena nota. Me gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: