Skip to content

Pulpo Paul: ¡vos también la tenés adentro!

15 julio, 2010

Por Ariel Berra

Para todo aquel que piensa que el único que terminó invicto en el Mundial fue el pulpo Paul se equivoca. Además del molusco alemán, que acertó los ocho resultados que pronosticó,  hubo un país de los 32 que disputaron la Copa del Mundo, que se despidió de Sudáfrica sin conocer el sinsabor de la derrota: Nueva Zelanda.

Vale destacar que el equipo oceánico apenas disputó los tres partidos de su grupo, en los cuales empató,  y que no es lo mismo estar invicto en tres partidos que en 6 como Holanda. Pero, igualmente, no está  nada mal para un país en el que el fútbol es el quinto deporte en importancia debajo del rugby, el críquet, el netball y el básquet, es decir, para un equipo de tercer orden, que clasificó al Mundial sin mayores complicaciones ya que Australia no participó de las eliminatorias de Oceanía sino que lo hizo en las de Asia.

Lejos en el tiempo quedaron los partidos de la fase de grupo de Sudáfrica 2010, por eso, recordemos que los neozelandeses tuvieron su debut en el grupo F contra Eslovaquia, partido en el que empataron 1 a 1, en el cual comenzaron perdiendo y lo alcanzaron a empatar con un cabezazo de Winston Reid sobre la hora, lo que le significó, en aquel momento, el primer punto para los All White en un Mundial.

En su segunda presentación también le sacó un empate inesperado a quien era el campeón del mundo: Italia. Nuevamente logró un 1 a 1, pero esta vez Nueva Zelanda fue quien empezó ganando el partido con un gol tempranero Shane Smeltz a los seis minutos. Italia jugó un pésimo partido y hasta lo podría haber ganado el equipo oceánico, sino hubiese sido por su poca determinación a llevarse la victoria. El equipo europeo sólo pudo vencer la valla neozelandesa por medio de un penal de Vincenzo Iaquinta.

Y cerró su participación contra Paraguay en un partido donde si Nueva Zelanda hubiese ganado pasaba de ronda. Esta vez fue 0 a 0 y el combinado oceánico se quedó afuera de la Copa del Mundo por la victoria de Eslovaquia 3 a 2 contra Italia, que dejó a los All White terceros de la zona.

Algunas de las agencias más grandes de apuestas del mundo habían estipulado antes del comienzo de la Copa Mundial una jugada que sea la de considerar o no que Nueva Zelanda no perdería ningún partido en la fase de grupos. La apuesta era un peso argento, el que decía que si y acertaba, se llevaba 100 pesos, y si decía que no, recuperaba lo depositado. Pocas fueron las personas que confiaron en su instinto timbero, sólo 15 personas. Lástima que el pulpo Paul alcanzó difusión después de empezada la copa sino seríamos unos cuantos con un billete de cien en la billetera.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. Hernán permalink
    15 julio, 2010 19:57

    es britanico el pulpo

  2. Gonzalo Puig permalink
    15 julio, 2010 20:15

    bilardo tambien volvio invicto jaja

  3. Juanma permalink
    17 julio, 2010 20:10

    EL título es sensacional y la nota muy buena también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: