Skip to content

No se cansan de ganar

29 julio, 2010

Por Denise Segalis

“La Argentina debe mandar en los próximos diez años”, dijo Sergio Vigil el 26 de agosto de 2001, y así fue. En el 2000 nació un grupo de jugadoras que logró posicionarse dentro de los primeros tres puestos en los grandes campeonatos del mundo desde hace más de una década.

Ese año, Argentina debió enfrentarse a las máximas potencias en los Juegos Olímpicos de Sídney y en la semifinal dejó afuera a la poderosa Holanda. El sueño del oro terminó a manos de Australia, pero se logró la primera medalla de plata en una cita olímpica.

Un año más tarde, cuando todas las miradas apuntaban a las últimas campeonas del Champions Trophy -las holandesas-, Argentina le demostró al mundo que estaba al nivel de todas las potencias mundiales y se quedó con su primer Trofeo de Campeones, en Amstelveen (Holanda) venciendo a las locales en la final.

El 2002 fue un año recordado por muchos. El Seleccionado femenino de hockey ganó su primer Mundial, en Perth,  derrotando en la final a Holanda por penales. Y además obtuvo el segundo puesto en la Copa de Campeones.

Al año siguiente, no pudieron obtener logros a nivel mundial, pero ganaron las medallas doradas en los Juegos Panamericanos y Sudamericanos.

En 2004, alcanzaron la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas, y el tercer puesto del Champions Trophy -torneo que marcó la despedida de Sergio Vigil como técnico del equipo-.

Vigil merece un párrafo aparte en esta historia, ya que fue el encargado de poner el nombre de “Las Leonas” y de crear la mística que lleva el equipo, además de hacer un salto inmenso en el nivel deportivo de la Selección.

Gabriel Minadeo tomó el mando en 2005, y se encargó de continuar el trabajo hecho anteriormente, para hacer crecer al conjunto nacional.  Durante su conducción, Las Leonas consiguieron el bronce en la Copa del Mundo 2006 y el oro en el Sudamericano de 2006. Además, en 2007 ganó el Panamericano y llego a la final de Champions Trophy donde perdió y se quedó con la presea plateada.

En los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 repitió el bronce conseguido en Atenas y en el Trofeo de Campeones del mismo año, se alzó con el título.    

En febrero de 2009, y luego de conseguir la Copa Panamericana, Gabriel Minadeo terminó su ciclo para darle lugar a Carlos Chapa Retegui, un entrenador que involucró a varias jugadoras juveniles con gran proyección de cara al futuro, entre ellas Carla Dupuy, Josefina Sruoga, Delfina Merino, que lograron estar a la par de sus compañeras.

El año pasado, Argentina ganó la medalla de oro en el Champions Trophy de forma invicta y demostró el mejor nivel nunca antes visto en Seleccionados argentinos.

Recientemente, volvieron a obtener el Trofeo de Campeones, el cuarto de su historia y el tercero conseguido de forma consecutiva.

El próximo objetivo que tienen Las Leonas será ganar el Mundial que se disputará en Rosario y así cerrar el año de la mejor manera posible, y que les permita soñar con el oro en los próximos Juegos Olímpicos: Londres 2012.

A lo largo de la década, Argentina consiguió doce medallas y tuvo a la mejor jugadora del mundo, Luciana Aymar, que fue premiada seis años consecutivos. Como vimos, Las Leonas cumplieron –y con creces- con la frase que dijo Cachito Vigil en 2001 y por ahora, no se cansan de ganar.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: