Skip to content

Piñas van, piñas vienen…

19 agosto, 2010

Por Julián González Barrabino

Un hecho vergonzoso se hace otra vez presente en un estadio de fútbol, en esta ocasión ocurrió en Salta cuando se disputaba el torneo federal Sub-15 en el que los jugadores y sus padres, quienes tendrían que dar el ejemplo, golpearon masivamente a los árbitros. Nuevamente, donde el fútbol debería ser una fiesta, los protagonistas fueron la violencia y el salvajismo.

Gimnasia y Tiro recibía a Chacarita en la cancha de Mitre. El partido estaba igualado en uno cuando el local marcó el segundo gol por medio de Facundo Agüero, quien había ingresado en el complemento. Acompañando esa jugada se encontraba Germán Alvarez en posición adelantada, pero como no intervino, el gol fue legítimo.

La polémica comenzó cuando, pese a que el árbitro Javier Bustelo cobró el gol, su asistente César Reyes marcó off-side y enloqueció a la delegación visitante.

Ya sobre el final del partido, los jugadores de Chacarita, sumado a un grupo de padres que forzaron varios ingresos para invadir la cancha, golpearon salvajemente a los jueces del partido, que como podían se defendían de lamentable represión.

Este peculiar hecho, similar a lo ocurrido hace un año atrás en el clásico entre River y Boca en la novena división, debería ser utilizado en principio para sancionar al conjunto de padres que acompañó al equipo rosarino y luego tomar medidas frente su accionar en competencias donde el fin es integrar y servir como ejemplo a sus chicos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: