Skip to content

El karma de la defensa

4 septiembre, 2010

Por Alejandro Fainstein

Centro desde la izquierda, gol del rival. Desborde por la derecha, gol del rival. Ataque por el medio, gol del rival. No importa que juegue con línea de tres o de cuatro, con uno o dos cincos, con  laterales que pasan al campo contrario o que se quedan, tampoco si el que llega es un delantero, un mediocampista o un defensor, desde hace tiempo que Boca tiene un gran problema: todo equipo que le crea situaciones de peligro le convierte.

Cambió el arquero, modificó el esquema, trajo nuevos jugadores, pero no hay manera. Para el conjunto “Xeneize” completar un partido con su vaya invicta parece una utopía. La llegada de Matías Caruzzo, Juan Insaurralde y Christian Cellay, los tres mejores defensores del torneo pasado, parecía ser la solución a los problemas de mitad de cancha para atrás que había tenido Boca el torneo pasado, sin embargo por el momento esto no es así.

En el Clausura 2010 el equipo dirigido por Abel Alves fue el conjunto al que le convirtieron más goles, 35 en 19 partidos, y solamente en cuatro cotejos  (frente a Atlético Tucumán, River, Arsenal y San Lorenzo) pudo mantener su arco invicto.

El Apertura 2010 no arrancó de la mejor manera para los de Claudio Borghi, de cinco partidos disputados, solamente obtuvo cuatro puntos, y en todos los encuentros le convirtieron goles, algo que ya se ha transformado en una costumbre, o en un karma.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: