Skip to content

Central encontró clásico

5 septiembre, 2010

Por Gonzalo Anzola

En un partido para el infarto, con dos expulsados, dos penales, balas de goma, fuegos de artificio y mucho hincha canalla infiltrado en las plateas del estadio de Patronato -un grupo de 300 personas lideradas por Andrés “Pillín” Bracamonte-, el equipo de “Mostaza” Merlo no sólo se llevó un empate de la ciudad de Paraná (2-2), sino que encontró una rivalidad que promete continuar.

El combinado de Ricardo Zielinsky dominaba a placer el juego y el resultado, que lo veía por primera vez al frente luego del gol de Gabriel Roth a los 35´, cuando Jorge Baliño, el gran protagonista de la noche, pitó un penal inexistente a favor de Central. En el momento en que Javier Toledo cambió por gol la pena máxima, un puñado de hinchas de Rosario Central ubicados en palcos vip de la platea local gritó el gol –se cree que la propia dirigencia de Patronato había autorizado el ingreso-. El grupo más caracterizado de hinchas locales fue en busca de la parcialidad Canalla, pero se topó con la fuerza policial que no escatimó en balas de goma y gases lacrimógenos. El partido estuvo parado una buena cantidad de minutos hasta que la palabra del Gobernador Sergio Urribarri vía altoparlantes, logró solucionar el problema.

Luego de la reanudación del juego, el volante Diego González se fue expulsado y, dos minutos después, a Jorge Baliño le tembló el pulso a la hora de echar a un histórico como Cristian “Kily” González luego de una patada descalificadora en la puerta del área. Con el ex volante de la Selección jugando de regalo, Central dispuso de varias situaciones de gol, entre ellas una gran corajeada que el propio Kily armó y definió para poner el 2-1 a favor de los rosarinos.

El estadio se transformó en una caldera, con jugadores e hinchas recordándole a Jorge Baliño la no expulsión en la secuencia anterior. Ya con el juego totalmente desnaturalizado, y ante una falta menor del Kily González, Baliño le mostró la tarjeta roja. Pero el árbitro, que había sido enviado a dirigir este choque a manera de suspensión luego de la mala cosecha en el partido entre San Lorenzo y All Boys, no conforme con su influencia en el resultado pitó un nuevo penal inexistente, esta vez a favor del local, en el 12° minuto de descuento. Diego Jara lo cambió por gol y Baliño pitó el final del partido.

En declaraciones posteriores, Kily González fue lapidario para con Baliño: “Que se dejen de robar. Lo único que pedimos es que nos respeten un poco y que no nos roben como lo hicieron en el final”. El árbitro, obvio, no habló con la prensa.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: