Skip to content

Juventud fuera de serie

14 noviembre, 2010

por Francisco Aure

Primero fue el piloto más joven en participar de un fin de semana de Fórmula 1. Luego, el más jovenen liderar un Gran Premio de Fórmula 1. Después fue el más joven en hacer una pole position y al día siguiente el más joven en ganar un GP.

Hoy, Sebastian Vettel se convirtió en el campeón más joven en la historia de la Fórmula 1. Con 23 años y 4 meses, el alemán llevó a su Red Bull a la cima.

Su nombre apareció como una bomba aquel fin de semana en el GP de Turquía de 2006 cuando tomó el BMW Sauber con el número 38 que había dejado el polaco Robert Kubica, que a partir de la carrera anterior había reemplazado a Jacques Villeneuve. Vettel impresionó en la tanda de entrenamientos de la mañana al marcar el octavo mejor tiempo. Claro que la sorpresa fue mayor por la tarde, porque en la segunda sesión fue el más rápido. Acababa de cumplir 19 años.

Sus antecedentes y esa destacada aparición en Turquía le había dado el rótulo de “joven maravilla”. Todos le auguraban un futuro muy prometedor. Justamente Kubica fue quien sufrió uno de los accidentes más fuertes de los últimos años en la Fórmula 1 en el GP de Canadá de 2007. El fin de semana siguiente se corría el GP de Estados Unidos, y Vettel fue llamado para tomar el lugar de su compañero.

Ese día su nombre se inscribió en otro récord: con el octavo puesto final en carrera, se convirtió en el piloto más joven en sumar un punto en la historia de la Fórmula 1.

En 2007 fue fichado por el modesto equipo Toro Rosso. Hacia fin de año se le vino el mundo encima: para no ser menos, acababa de convertirse en el piloto más joven en liderar un Gran Premio, y fue bajo la lluvia en el circuito japonés de Fuji. Pero cuando iba tercero bajo Safety Car chocó contra Mark Webber (ya en Red Bull) y terminó con la carrera para ambos.  Llovieron las críticas, lo catalogaron de “mentira” y toda la culpa del incidente cayó sobre él.

Sin embargo, un año después vendría la gran revancha. En el GP de Italia de 2008 fue el más joven en marcar una pole position y al día siguiente el más joven en ganar un Gran Premio. Otra vez, bajo la lluvia.

Ese fue su año consagratorio, su despegue. Para 2009 fue contratado por Red Bull, donde peleó mano a mano con Jenson Button y su imbatible Brawn GP. Tuvo varias victorias, pero el inglés fue implacable durante todo el año, particularmente la primera mitad.

De todos modos, 2010 fue otra historia y Vettel peleó hasta el final (con errores incluídos como el toque con Webber en Turquía) contra Fernando Alonso, Lewis Hamilton y el propio Webber.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: